Zona de Profesores
|
Contacto
|
Mapa Web
|
Inicio
 
* PABLO SERRANO. El Hombre y su misterio

(Extraído del libro 25 años de Enseñanzas Medias en Andorra )

 
Pablo Serrano
Pablo Serrano

En Crivillén (Teruel), y en el seno de una familia de fuertes convicciones religiosas y relativamente acomodada -su padre ocupaba la plaza de veterinario titular-, nacía en 1908 Pablo Serrano Aguilar. La vocación plástica de Serrano fue temprana; en 1920, con apenas 12 años, ingresó interno en las Escuelas Profesionales Salesianas de Sarriá, donde cursó Talla v Decoración aprendiendo las técnicas de la imaginería religiosa tradicional. Esta formación artesana y religiosa cimentó en el joven Serrano una ideología humanista y solidaria. En efecto, será constante en su obra una profunda preocupación de carácter ético por el hombre. Al acabar sus estudios, ingresó en la Congregación Salesiana y, como miembro de ella, marchó en 1929 a Rosario de Santa Fe. En la ciudad argentina permaneció hasta 1935 desempeñando las tareas de maestro de Escultura y Orfebrería. La enseñanza fue una gran pasión durante toda su vida y siempre aspiró a compaginar la actividad artística y la docencia. Cuando, vuelto a España, se vio obligado a renunciar a ella, mantuvo una permanente predisposición a explicitar la intencionalidad y significado de sus trabajos.

Obra de Pablo Serrano. 1976.

Obra de Pablo Serrano. 1976.
Unidad-Yunta Spiritu Mundi
Universidad de Houston, EEUU

Recuperada su condición de seglar, se trasladó a Montevideo, donde va a permanecer nada menos que 20 años (hasta 1955). El hecho de haber contraído matrimonio y el estallido de la guerra civil en España fueron claves en su decisión de permanecer definitivamente en Uruguay. Años después, sin renunciar a la ciudadanía española, adquirió la nacionalidad uruguaya.

Coincidiendo con su nuevo estado civil, se desvincula de los salesianos y deja de estar anclado en la imaginería tradicional religiosa (hasta el momento se le conocía por el sobrenombre de "el escultor religioso"). Diversifica ahora la temática de su obra (comienza a trabajar desnudos y maternidades) y se aprecia una personalización de su trabajo, sobre todo en la línea de una simplificación y depuración de las formas. En 1944 consigue un Primer Premio en el VIII Salón Nacional de Artes Plásticas con un desnudo femenino, Adolescencia. En los siguientes años participa, obteniendo numerosas distinciones, en numerosos certámenes escultóricos en Uruguay, lo que supuso su consagración oficial aunque al precio de presentar el tipo de obras, en general conservadoras, preferidas por los jurados. Éste era, obviamente, el precio que había que pagar para obtener consideración profesional y recibir encargos importantes.

Pablo Serrano por H. Ries

Pablo Serrano por H. Ries

La ruptura con esta estatuaria se produjo con la obra que presentó, en representación de Uruguay, al concurso internacional para el Monumento al prisionero político desconocido (1953). Esta obra, junto con Hombre paseando por la playa y el profeta Baruch, fue lo más innovador de toda su obra en Uruguay al incorporar el expresionismo internacional del momento. En 1955 consigue el gran premio del Segundo Salón Nacional Bienal de Artes Plásticas, lo que suponía también una beca de dos años para "trasladarse al exterior del país". Durante esos dos años viajó por Europa y regresó a España, fijando su residencia en Madrid. Contaba 47 años de edad y había pasado 26 años en Sudamérica.

Pablo Serrano trabajando

Pablo Serrano trabajando

El retorno a España fue decisivo en su evolución artística y personal. En el plano artístico, entró en contacto con escultores vanguardistas españoles como Ferrant, Oteiza y Chillida, y fue miembro fundador del grupo "El Paso" (1957); en el plano político, el régimen intentó instrumentalizar, para su legitimación, las vanguardias artísticas de base neohumanista con las que se identificaba Pablo Serrano, que pudo beneficiarse así de numerosos encargos; y en lo personal, inició una relación sentimental estable y duradera con la pintora Juana Francés. En España alcanzó la obra de Serrano la madurez y sus valores más universales.

 
 
Biografía de Pablo Serrano
Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet